Como buen caballero, tendemos a apreciar y valorar a la persona que tenemos en compañía, pues así fuimos criados y educados, abastecer de nuestras atenciones a la persona que invierte de misma manera su tiempo, algo que no es renovable siempre teniéndolo presente, siempre estamos a la expectativa de lo que se necesita o se quiere principalmente para el bienestar de nuestra relación.

Nos da gusto abrirle la puerta del auto a nuestra princesa, tomar de su mano al andar por la calle, el tomar de la silla para que ella tome asiento y esté cómoda, siempre ella deberá ordenar a la hora de tomar nuestros alimentos, si ella se levanta de la mesa bueno pues mostrar con levantarnos para su atención, muchas y muchas más cosas de las cuales siempre estaremos dispuestos a hacer con orgullo.

Entrando en tema, me pregunto: ¿por qué si tienes todo esto mujer y con mayor razón qué fecha alguna no se olvida pues siempre esta el detalle y su festejo? ¿Qué te obliga a no darnos un poco de lo que uno es capaz de ofrecer? ¿Acaso piensas que siempre estaremos a disposición o sólo quieres ser la princesa y uno el vástago?.

Nuestras horas de vida están destinadas a tu servicio eso es lo que te hacemos saber, pero no quiere decir que debamos siempre estar ofreciendo y dando sin recibir nada a cambio.

Qué pasaría si al final de cuentas los que ya estamos extintos ante la vida, somos cotizados en esta sociedad mundana de apócrifas atenciones y educación. Es claro muy cierto que siempre estaremos ante una demanda femenina ahora todo esta cambiando, ya no es fácil entregar nuestra persona con menos razón el amor, la tentación es muy grande y hasta a veces banal, ya que en nuestro día a día siempre encontramos personas que a primera vista nos atraen y nos mueven la curiosidad e incluso el evaluar una calidad intelectual, pues ya no basta el físico.

Nos cansamos de no recibir esa valoración o reconocimiento a nuestras atenciones; ya basta…

La tentación somos nosotros, los que somos caballeros es un calificativo que no cualquiera tiene como comentario ni como cumplido, es algo que se trabaja por años; es como formar una figura caprichosa al caerle con el paso del tiempo gota tras gota hasta terminar una obra de singular forma. Hemos sido pieza principal en sus vidas y hemos marcado una diferencia entre muchos otros varones ante el paso del tiempo, a pesar de saber que para nosotros es un placer atenderte mujer, también no lo veas como una obligación.

26

La línea es muy delgada y a veces confusa para ustedes, nosotros nos determinamos por las acciones y el buen gusto, mas no será el resaltar por hacernos ver ante cualquier cosa o persona, ahora ya lo sabes… La tentación somos nosotros, pues a quién no le gusta ser atendida, querida, apoyada, escuchada, valorada, respetada y mejor aún: amada.

El amor se acaba cuando no nos retienen con suma delicadeza de aprecio a nuestros detalles, nadie sería tan relajado como para aparte de ver cómo nos olvidan por una seguridad absurda de tenernos, creemos que no les pasa por la cabeza el hecho de que todo tiene un límite. Ahora bien, eres libre, tienes la oportunidad de compararme, yo me bajo en esta estación, de corazón espero te vaya bien, que estés bendecida en tu andar y sepas que yo siempre estaré bien, preparando este corazón y reinventando a este caballero para lo que venga, pues una de nuestras virtudes es callar lo que ustedes nos muestran, así sea de lo peor como pueden ser sus miedos mas íntimos o sus virtudes invaluables.

La mejor forma de superar un amor es: No se supera, pues desde hace mucho con desilusiones tuyas lo has matado o se ha perdido, pues yo viví en el cielo a tu lado, pero por el momento me quedare un ratito aquí en las nubes y saber lo que se siente ser libre de elegir y no ser elegido.

Te amé algo así y te explico: Si el muro de Berlín lo derrumbaron, no fue por gusto, tenía un fin y es una libertad de genero con libertad de expresión por la naturaleza humana; así es una relación cuando tienes a un caballero o tenías un caballero a tu lado, las cosas se hacen por un gusto y un plan de vida con trasfondo de entrega mutua y total, no es seguir escondiéndose ante un muro mental por miedos o mentiras, no merecemos eso, las amamos mujeres divinas de esplendor indispensable en este mundo, pero así no juego mujer.

Mi última recomendación es: Vístete bien pues vas a salir… PERO DE MI VIDA Y POR COMPLETO.

 

por LALO BARRERA



     Compartir         Compartir