A tu criterio y el de “otros”; resulta que nunca fui y no seré suficientemente buena para ti. Resulta que soy un “mal partido, una mala mujer, mala influencia” y ¿por qué? Porque no soy la sumisa, callada y frágil mujer que se supone debiera ser… ¡Vale, estamos navegando con bandera de idiotas!

No te equivoques, no se trata de feminismo o machismo, se trata de ser quien soy desde el momento en que nací, y de mi plena libertad de ser y hacer con mi vida… Lo que quiera.

No soy buena mujer porque no me callo y digo lo que pienso. Porque no me quedo en casa mientras tú andabas en juerga. Porque dependo de mí en todos los sentidos y porque ante toda mi fragilidad hay una inquebrantable alma y una fortaleza que no todos tienen. No soy buena mujer porque tengo gustos diferentes, por la música que escucho o porque mi mundo es negro. No soy la chica indicada porque leo y no soy sociable. Y soy mala porque cuando hablo digo cosas que nadie más acepta.

No soy la chica indicada porque no sonrío a menudo, porque odio bailar y detestas que para mí un cigarrillo y un whisky sean una excelente compañía. Dicen que no soy la chica indicada para ti porque admiro la belleza ajena y no mato a otras de mi especie con palabras hirientes ni apuñalo en la espalda.

No soy buena chica por un tatuaje, no soy buena chica porque mi cuerpo no es perfecto, “demasiado flaca, demasiado gorda”. Malo si enseño mi cuerpo y malo si me tapo demasiado.

Debes comprender ‘amor mío’... SOY LA MEJOR MUJER QUE JAMÁS VOLVERAS A TENER.

19

A diferencia de ti puedo ser y no ser una dama. Tú jamás serás un caballero solo un patán. A diferencia de ti soy segura y libre de decidir lo que quiero y lo que no me sirve. No quiero ni intento encajar en el mundo, el propósito del amor propio es aceptar el hecho de que soy quien soy valiendo quien no me quiera. No puedo callar lo que siento porque fui educada para ser justa. No necesito hablar de alguien más ni de alguna otra mujer porque mi vida es suficiente problema ya para mí. No soy una muñeca de aparador pero soy la mujer mas hermosa del mundo con toda mi humanidad.

Merezco ser tratada y amada con respeto. No puedes ni nadie podrá callar los gritos de mi alma porque no nací siendo conformista. No puedes quitarme lo que soy porque entonces dejaría de existir en el mundo. Soy una mujer que debe ser tratada por un caballero. Soy fuerte aunque sea vulnerable y el hecho de que no siempre necesite tus brazos de hombre, no significa que no llore, significa que puedo ser tu pilar mas fuerte.

Si por eso soy una mala chica, entonces ciertamente lo soy. Y es que la mayor diferencia entre mí y entre las demás, es que para poder amarte a ti, empecé por amarme a mí misma. No dependo de ti porque el amor no es co dependencia sino más bien un complemento. Es libertad y es apoyo.

Sí, no soy buena chica para ti, así que marcharte es lo mejor que has hecho. Ve a buscar  a otros rumbos el maniquí que buscas, porque en mi vida no tiene cabida quien en lugar de impulsar mi vuelo, decide cortar mis alas.

No soy una buena chica, pero soy la mejor mala chica del mundo.

 

por Edith Neri



     Compartir         Compartir