Dime en qué momento todo se convirtió en una ilusión, de verdad quisiera entender y comprender cuándo me convertí en una ilusión para ti, quisiera escuchar de tus labios en qué momento aquellos besos que pasaban de lo físico a algo complementario y profundo, los sentiste como una ilusión.

En ocasiones quisiera estar en tu lugar, pero por más que trato no lo logro… En qué momento te perdí, ¿cuándo me dejaste de ver como tu realidad? Quiero entender porqué te soltaste de mi mano; algo ha cambiado en mí y tal vez tú has influido en ello, pero por más que trato de entender el porqué de las cosas no logro encontrar respuesta alguna.

Todos evolucionamos de acuerdo a las circunstancias que se nos presentan en la vida y al momento, yo siempre quise ser tu prioridad, buscaba tu agrado, tu paz, tu confianza, pero ya veo que para ti fui sólo una ilusión, una ilusión que no estuvo a tu altura o mejor dicho: tú fuiste la realidad que no estuvo a la mía.

Fuiste aquella realidad que siempre esperé, fuiste aquel buen café que todos desean por las mañanas, fuiste el toque perfecto a una buena velada, llegaste en el momento que más te necesitaba en mi vida, pero por lo que veo para ti no signifiqué lo mismo y aunque no lo esperaba, duele saber la realidad.

Quise ser la tuya pero tú sólo me dejaste ser tu ilusión, aquella la cual hoy se encuentra lejos de ti, lejos de tus brazos aquellos en los que tantas veces se refugió, aquel mi aroma que tanto te gustaba, ahora se encuentra muy lejos de tu alcance y no precisamente porque haya querido huir de ti, sino al contrario,porque tú lo hiciste. Esos besos que te hacían volar por lugares desconocidos sin comprender en qué momento habías dejado el piso.

Espero algún día entiendas que tuviste una bonita realidad a tu lado, pero por tu cobardía la dejaste marchar y se convirtió en una ilusión que a diario anhelarás, pero contigo ya jamás podrá estar.

 

por Hade Swan



     Compartir         Compartir