¿Qué harás? Qué harás cuando mis labios rocen los tuyos y lentamente recorran tu cuello. Entre mi lengua y tu piel erizada, qué harás con esa sensación que recorre centímetro a centímetro tu piel y tu cuerpo. ¿Me tomas… O me dejas?

Y qué vas a hacer cuando vaya deshaciéndome de mi ropa frente a ti. Cuando lento resbalen el pudor y la pena. Cuando sean mis medias y mis tacones lo único que quede en mi cuerpo, y lo que menos vean tus ojos por posarse en mi desnudez. 

Y qué vas a hacer cuando me acerque a ti muy despacio. Cuando mis senos se compriman en tu torso desnudo. Cuando puedas sentir mi calor, mi piel suave rozando la tuya. Nuestras lenguas en un jugueteo suave. Mis labios en todo tu cuerpo, EN TODO TU CUERPO DESNUDO.

Y qué vas hacer cuando puedas sentir mi humedad. Cuando llegues a mí interior y seamos uno tú y yo. Amando al compás en un oscuro y secreto lugar. Tus manos sujetando mis piernas, mi cuerpo. Escuchar tu respiración en mi oído, oírte decir sucias cosas. Mirar como dejas de tener control de ti mismo hasta el límite en que el éxtasis llega y fuerte sujetas, hasta caer lentamente en en calma.

Qué harás ese día en que te confiese que quiero tenerte, que te estoy deseando, que quiero calmar mi sed y mis ansias contigo, que me desnude frente a ti ¿Aún seré un pecado? ¿Aún seguirás siendo mi amigo?

Qué harás ese día en que desnude el alma y el cuerpo ante ti. El día en que te ofrezca tenerme toda. Me tomas o me dejas.

Quizá simplemente me tomes y no me quieras soltar nunca más.

 

por Edith Neri



     Compartir         Compartir