Este fue el último mensaje que recibí de ti, fue un poco extraño porque habíamos terminado bien; o al menos fue de esas veces que no se necesita decir nada para entender todo.

Enviaste ese mensaje que me ayudó a entender que no te quería tener tampoco en mi  vida; no niego que todo a tu lado fue lindo, los pocos momentos que pasamos eran los mejores, nos bastaban horas, minutos y segundos para hacer momentos  eternos, no entiendo lo que paso, sólo sé que aveces también se demuestra el amor dejando ir… Y yo lo entendí así.

Te ayudaré a sacarme de tu vida, al mismo tiempo que yo te saque de mi corazón.

La verdad nada de esto es fácil, pero a comparación de otras veces, no duele este Adiós; tal vez ya era necesario, me pregunto qué pasará en unos días… ¿Te extrañaré?, ¿me extrañarás? No lo sé, pero ya no hay marcha  atrás, nuestro ciclo se cerró porque uno mejor vendrá y mientras eso pasa, espero que aprendamos a vivir con los recuerdos. Olvidarte no, la verdad no quiero hacerlo y no porque me aferre a ti, sino porque no podría olvidar momentos tan lindos que viví contigo.

Qué difícil es siempre decirle Adiós a la persona que amas, pero es más difícil estar cuando sabes que puedes terminar odiándola, yo no quiero odiarte; así que como dijiste en tu último mensaje:

YO TAMBIÉN TE SACARÉ DE MI VIDA.

 

por Cathly



     Compartir         Compartir