Obsérvame bien, mira la profundidad de mis ojos. Mira mi alma toda despedazada, mi cuerpo cortado y mi corazón hecho pedazos. Sé que es difícil poder confiar en una persona que tiene pedazos de lo que un día fue un corazón lleno de vida, de sentimientos, de felicidad.

Ayúdame a reconstruir mi corazón; juntemos esos fragmentos de mi alma rasgada. Siento como mi flama comienza a renacer de entre las cenizas, despertaré cada mañana con una sonrisa en mi cara y cada día será un nuevo comienzo para ambos.

Obsérvame bien y toma mi mano, comencemos esta historia de amor juntos; no te pido el sol, la luna o las estrellas, sólo pido tu corazón, entrégame tu cariño  que yo te entregaré lo mejor de mí. Te juro no te arrepentirás.

No te prometeré que te voy a querer por siempre, prometo que voy a quererte mientras dure pero créeme que será por un largo tiempo. Hay muchas cosas que me agradan de ti entre ellas la intriga de tu silencio. Quiero seguir tus pasos, aprender de ti y que tú aprendas de mí.

53

Obsérvame bien, hace algún tiempo corté mis alas y como ángel caído me desvanecí. Golpeé el suelo con tanta fuerza que terminé descuartizado. Mis sentimientos quedaron corrompidos y mi esperanza muerta junto conmigo.

En algún momento el odio se rompe en una segunda oportunidad en todos los sentidos que aspiran a lograr justo lo contrario de quienes ahora me odian; una vida de alguien falso me inspira para ver en ti lo que no hubiera elegido.

Obsérvame bien, mi edad no tiene marcha atrás, no puedo retroceder el tiempo y convertirme en algo mejor; entiéndeme sólo quiero ser yo junto a ti, no quiero cambiar, sólo quiero hacerte feliz a mi manera.

Yo sólo deseo que exista la posibilidad de poder besarte muchas veces más. Obsérvame bien, tal vez soy todo lo que tú deseas lo sabes perfectamente. Borraré los problemas del ayer y viviré el presente como un nuevo amanecer.

Obsérvame bien, sé que ha pasado el tiempo y que las heridas ya están por sanar, esto es más que sólo físico, estoy herido internamente, pero tú serás mi cura y pretendo que esto sea lo mejor mientras estemos juntos.

Obsérvame bien, estoy lleno de heridas por todo mi cuerpo, algunas ya han sanado y sólo ha quedado la cicatriz, pero, yo quiero que tú seas la que cure todas mis heridas, quiero que seas tú quien borre mis cicatrices, quiero que seas tú la que camine a mi lado para reconstruir mi vida.

Lléname de felicidad y hazme sentir en las nubes de nuevo; hazme sentir amado.

 

por José Córdova

 



     Compartir         Compartir