Aunque ha pasado mucho tiempo sin verte y sin tenerte frente a mí, todavía percibo tu perfume en el aire y empiezo a formar nubes de pensamientos; recuerdos de lo que fue y lo que no, entonces es ahí donde me pregunto qué hago aquí sin ti, ¿por qué la vida me castiga de tal manera con esta agonía de no tenerte?

Cuando pienso en ti que es casi a cada instante, me pregunto si tú pensaras en mí y si todavía me amas como yo te amo; quizá es algo que nunca sabré porque no puedo saber lo que piensas y aunque me gustaría, no quiero saberlo por miedo al resultado.

Sólo quiero algo en este momento y es volverte a ver, tocar tus manos suaves, ver tu lindo rostro que a pesar de tu edad has sabido conservar; eres una pieza única, una obra de arte hecha mujer, no sé si te estoy atribuyendo demasiado, pero es lo que pienso de ti y en esta noche llena de estrellas, lo único que le pido al cielo es volverte a ver y poder probar de nuevo tus lindos labios.

 

por Gerardo Reyes



     Compartir         Compartir