¿Nunca les ha pasado que las personas a las que más amas, un día cualquiera te sacan de su vida? ¿Acaso soy tan mala persona? ¿Estaré defectuosa? ¿Por qué nadie quiere quedarse en mi vida? Pero sobre todo: ¿Por qué nadie quiere incluirme en sus planes a futuro?

Después de unos cuantos tropiezos, comienzo a intentar convencerme de que el amor no se hizo para mí. Los cuentos de hadas, las historias de parejas que se aman eternamente, el amor incondicional y todo eso, quizá no sea mi camino, quizá no sea mi destino. Me he metido ya en la cabeza la idea de permanecer sola, sola y con mi manada de gatos, tal como en muchas películas lo presentan.

¿Acaso no me merezco ser feliz? Tener una pareja, casarme, formar una linda familia… Todas esas cosas se han vuelto sólo ilusiones y sueños lejanos. Tal parece que sólo soy un escalón, un trampolín, una sesión de meditación para que se den cuenta de lo que realmente quieren, y claro, nunca es a mí.Sé perfectamente que nunca he sido esa opción que alguien elige. Nunca he sido prioridad, siempre he tenido muy claro mi lugar. Lo peor es que aun sabiéndolo, hago mi mejor esfuerzo por lograr que las cosas cambien, lo cual nunca sucede.

No sé si llega cierto punto en el que ya no son felices a mi lado, si me vuelvo detestable, si soy demasiado inmadura, si exijo demasiado o quizá yo no doy nada, o doy mucho, y eso los atemoriza. El caso es que siempre terminan yéndose, me sacan de su vida, de sus planes a futuro.

tumblr_lbkz6zmPPA1qdd78go1_500

Al principio me lo dan todo, y esperan a que me aferre a eso, los vuelvo mi mundo, entrego mi vida entera, crean en mi mente una historia maravillosa, para después irse y dejarme sin nada. Y entonces debo levantarme yo sola, reconstruir todo lo que derrumbaron y crear nuevas ilusiones, obvio sola.

Muchos dirán que me quejo demasiado, pero si vivieran lo que yo he pasado, si sintieran tan sólo un poco de lo que he sentido, si se les quebrara el corazón en un solo instante, así de la nada, sin esperarlo, quizá me entenderían.

Día a día vivo convenciéndome de no volverme a enamorar, de no ser la indicada para nadie, de que debo fijarme nuevos objetivos para mí, sin incluir a nadie más, volverme egoísta como lo han hecho conmigo, pero ¡oh sorpresa!, nadie decide cuándo, ni dónde, ni de quién enamorarse.

Lo único que espero es un día encontrar a esa persona que no me corra de su vida, que me pida quedarme siempre, que me tome de la mano y trace un camino a mi lado, que me invite a compartir sus metas, sus sueños, sus anhelos, que sólo imagine un futuro conmigo y nadie más, ese Príncipe azul con el que todos sueñan. Ya no quiero encontrar sólo lobos feroces, ni villanos.

Pero, en el fondo sé que eso jamás sucederá, pues los cuentos de hadas no fueron creados para mí, no soy la protagonista de ninguna historia de amor, no soy la princesa de nadie. Sólo soy un personaje más en los cuentos de todos. No, yo no tengo un final feliz, mi historia comienza y termina así…

Sola, anhelando ser la protagonista de una historia que nadie escribió.

 

por Brenda Cruz



     Compartir         Compartir