No siempre las cosas llegan cuando más las necesitas. Sé que muchos dirán lo contrario y aplicarán su más duro juicio sobre mis palabras sinceras, no intento arremeter contra nadie, pero vamos siendo sinceros; nunca estaremos suficientemente listos para afrontar una historia de la cual somos, sin excepción; protagonistas.

Ha pasado ya algún tiempo desde que él se marchó. Me apetece presumir que he salido avante de esa cruel situación y que ahora a gusto pleno puedo sonreír a la vida. Es precioso descubrir que ya no es mas una sombra y que el pasado en el pasado quedó. Asimilé los sucesos uno a uno tal cual se han presentado y he aprendido que muchas veces en el perder está el ganar. Ahora que mi mente se mantenía tranquila y sobria, ahora que he asimilado que estar sola es un hábito bueno, ahora que decidí dejar de lado asuntos del corazón y ahora que he dicho no… llegas tú.

¡Dios se ríe de mí!

Tú. Te acercaste lento y poco a poco en mi rutina que revolviste mi mundo. Llegaste y le diste un vuelco a mi idea nocturna de ser odiosa y cruel. Precisamente llegaste a robarme el sueño y deambular en las noches como un alma en pena. Esperando el día para mirar mi reflejo en tus ojos. Eres mi insomnio mismo en su sola presencia. Y en el lecho nocturno comienzo a darle vuelta a la complejidad que representas en mi vida. Salir de un bache para entrar a otro, salir de noches sin sueño para entrar a noches de insomnio. Llegas a corromper mi deseo y a despertar mi lujuria. Llegas a ser un negocio que terminará en un pérdida. Sé que al sucumbir a tu encanto terminaré con más noches de llanto, porque tú no eres perfecto y yo soy complicada.

tumblr_inline_mx7n9wzV7S1qiqzq8

Has entrado a mi mente y el sueño placentero de mis noches se ha ido. Esta adrenalina corriendo en mis venas desnudas no es buena señal y quisiera salir huyendo. Quisiera que te fueras ahora que tienes tiempo de huir de mí. La verdad es que tú eres lo que menos necesito ahora.

Eres futuro dolor y lo veo en tus ojos y lo siento en tu tacto. Deberías huir de mis noches de insomnio,¡Devuélveme el sueño, necesito dormir! Necesito dormir porque por lo menos aún de mis sueños no te adueñas. Deberías partir porque no necesito de ti. No eres lo que necesito, ¡Dios se ha equivocado! Debes irte de mí.

No quiero involucrarte en mis días cuánto más en mis noches. La verdad es muy simple, no estoy dispuesta a llorar por ti. No estoy dispuesta a amarte.

Vete de mis días, de mis tardes lluviosas y de mis noches de insomnio cuando más necesito el calor de tus brazos. Ya he batallado tantas noches por mantener a salvo mi corazón irracional y estúpido. Vete ahora que tienes tiempo de huir.

No quiero ahora sentir lo que siento al recibir un mensaje, no quiero ahora sentir lo que siento cuando te veo partir. No quiero un pedazo de tu alma, no quiero ni un ápice de ti.

No te necesito en mis noches de insomnio. No te necesito y por Dios, te quiero lejos de mí.

Nos has llegado en el momento preciso ni circunstancia adecuada. Dios se ha equivocado, no quiero sentirte yo así.

Lo desafortunado al fin es que eres mi día y lo que más detesto de ti, es que te has apoderado de mis noches enteras, pues es que tú eres, mi desvelar, mi falta de sueño. Eres mi insomnio.

Por favor, aléjate de mí.

 

por Edith Neri



     Compartir         Compartir